Tragsa y la CHJ mejoran su red de comunicaciones con Bee Ingeniería

CHJ_1

Garantizar la llegada sin cortes de información del estado de las redes fluviales y las infraestructuras hídricas ha sido el objetivo del proyecto desarrollado por Bee Ingeniería con la empresa estatal Tragsa para mejorar el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Un sistema innovador que genera un anillo de comunicaciones que evita caídas de red, amplía la capacidad para transmitir los datos del sistema e imágenes y permite la incorporación de nuevas sedes.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) dispone de un sistema automático de información hidrológica pionero en España, pues data de 1989, encargado de transmitir en tiempo real los datos sobre el estado hidrológico e hidráulico de la cuenca a lo largo de su red fluvial y de las infraestructuras principales, que se sustenta a través de radioenlaces, algunos en zonas montañosas de difícil acceso. El proyecto desarrollado ha permitido mejorar y ampliar la red de microondas con nuevos emplazamientos.

El director general de Bee Ingeniería, Carlos Plaza, ha explicado que “hemos conectado dos sedes que antes no estaban incluidas en el anillo de comunicación, una en la provincia de Castellón y otra en la de Teruel, y actuado sobre toda la red para que tenga redundancia o posibilidad de que la comunicación no se interrumpa si una conexión de radioenlace falla”.

El trabajo desarrollado por los ingenieros ha permitido además dotar al sistema de escalabilidad y, de esta forma, obtener un mayor caudal de datos para poder incluir imágenes de vídeo, por ejemplo, o ir añadiendo más sedes a este anillo de conexión.

Montañas a larga distancia

La ejecución del proyecto ha sido compleja al desarrollarse en su mayor parte en zona de montaña y de difícil acceso con alguna de las sedes situada a 1700 metros de altitud y con distancias entre ellas para establecer la conexión de 53 km. “Estas circunstancias ha obligado a poner todo nuestro conocimiento y habilidades para conseguir configurar y dirigir estas torres de radioenlace”, ha explicado el director general, Carlos Plaza.

El proyecto ha significado trabajar en las provincias de Teruel, Valencia y Castellón completando el anillo de conexión que permite a los responsables de la gestión de los recursos hídricos controlar en todo momento la situación de las cuencas fluviales en toda su extensión, obteniendo al momento todos los datos y parámetros establecidos para realizar una gestión más eficiente de los recursos.

Plaza ha explicado que “Bee Ingeniería ha desarrollado un proyecto end-to-end o de conjunto que ha incluido el diseño, ejecución, obtención de licencias del Ministerio, configuración de equipos, auditoría de red y mantenimiento”. “Hemos incorporado nuevos equipos y configurado el software para que el sistema funcione como un anillo que evite fallos o cortes en el suministro automático de datos hidrológicos tales como el nivel del agua de los embalses, la temperatura, el grado de humedad o el caudal de las redes fluviales”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>